Ciencia para niños: Cómo enseñar la ciencia con un panorama general

La ciencia Montessori para niños comienza con temas científicos de amplio nivel (por ejemplo, el Universo, la botánica, etc.), y posteriormente divide esos temas en piezas de información más manejables. Al adoptar un enfoque de arriba hacia abajo, los niños obtienen una comprensión cada vez más granular del mundo que los rodea y relacionan la información con un tema común más amplio.

La ciencia representa muchas cosas. Para algunos, es un proceso de observación y experimentación que lleva a comprender cómo funciona el mundo natural. Para otros, es un sistema de conocimiento que se puede utilizar para mejorar la condición humana. Otros consideran la ciencia como una fuente de asombro y curiosidad.

Todos estos puntos de vista son correctos, pero representan solo una pequeña porción del panorama general. De hecho, el panorama general de la ciencia es tan enorme que resulta difícil para muchas personas entenderlo, especialmente en un aula de primaria. Es por ello que Montessori adopta un enfoque único para la enseñanza de las ciencias, empezando por el panorama general y profundizando en los detalles.

Sigue leyendo para obtener más información sobre el enfoque de Montessori Laboratory con respecto a la ciencia global y cómo apoya una educación Montessori completa. 

¿Qué es la ciencia Montessori?

La ciencia Montessori se centra en introducir a los niños en temas avanzados con el fin de prepararlos para una vida de aprendizaje y descubrimiento. 

Este enfoque difiere de la ciencia tradicional en varios aspectos. Para empezar, la ciencia Montessori está dirigida en gran medida por los estudiantes. Los niños pueden elegir los temas que les interesan y utilizan distintas modalidades para aprender sobre ellos. Esto permite que cada estudiante sea más proactivo y participe en su propia educación y se interese realmente por el aprendizaje. 

Uno de los principios clave de la enseñanza de las ciencias al estilo Montessori es permitir que los estudiantes trabajen a su propio ritmo. Son libres de explorar diferentes temas a medida que encuentran interés en ellos y pueden pasar a otros temas cuando estén listos. Con cada tema, se basan en sus conocimientos y desarrollan una comprensión más profunda.

Otro aspecto importante de la ciencia para los niños que aprenden al estilo Montessori son las experiencias prácticas. Los niños pueden aprender química mezclando distintos ingredientes, o física mediante la construcción de máquinas sencillas. Esto les permite explorar conceptos de una forma divertida e interactiva.

Además, es común que las aulas Montessori tengan una combinación de edades y niveles de grado. Los niños trabajan de acuerdo con sus niveles de habilidad y comprensión, no solo con un grado asignado en función de la edad. Esta mezcla de edades funciona bien para el aprendizaje Montessori porque está dirigido principalmente por los estudiantes. Dado que los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo, la edad es un factor menor.

¿Por qué usar el enfoque Montessori al enseñar ciencias a los niños?

En un aula Montessori, la función del maestro es guiar a los estudiantes a medida que exploran su entorno y aprenden de sus propias experiencias. Este enfoque se presta muy bien a la enseñanza de las ciencias, ya que permite a los niños aprender nuevos conceptos científicos que les interesan a su propio ritmo. En lugar de limitarse a una secuencia estricta de lecciones, pueden explorar ideas abiertamente, como un verdadero científico. 

Uno de los beneficios de usar el enfoque Montessori cuando se enseña ciencia es que ayuda a los estudiantes a desarrollar una mejor comprensión de cómo funciona el mundo. A través de actividades prácticas, pueden explorar conceptos científicos de una forma divertida y atractiva. Esto puede ayudarlos a aprender de forma más eficaz y conservar la información durante más tiempo.

Otro beneficio de la ciencia Montessori es que ayuda a los estudiantes a fomentar un amor permanente por el aprendizaje. Al brindarles la oportunidad de experimentar y explorar en sus propios términos, pueden desarrollar una curiosidad por el mundo que los rodea. Esto puede alentarlos a seguir aprendiendo incluso después de terminar la escuela.

El enfoque Montessori de la ciencia también ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades de pensamiento crítico. En lugar de memorizar la información de un libro de texto o una hoja de trabajo, están haciendo conexiones y observaciones reales que pueden ayudarlos a comprender mejor el material científico.

La ciencia para niños que aprenden en un entorno Montessori gira en torno a lecciones y actividades que se adaptan al niño individual, no en un aula única para todos. Se elogia a los niños en función de su propio progreso y comprensión del material en lugar de compararlos con las calificaciones y el desempeño de sus compañeros. Esto puede resultar beneficioso para reducir la presión o la sensación de competitividad, los cuales pueden eclipsar las verdaderas razones del aprendizaje. 

Al brindar a los niños la oportunidad de explorar conceptos científicos a través de actividades prácticas, los educadores y cuidadores Montessori pueden ayudar a fomentar un amor por la ciencia que durará toda la vida.

Dónde comienza la ciencia para los niños de primaria: La primera gran lección.

Aunque la ciencia forma una GRAN parte de los años de primaria en Montessori, el pensamiento científico comienza realmente en el primer plano de desarrollo (0-6).

Los bebés y niños pequeños en crecimiento participan en el pensamiento científico mientras exploran el mundo que los rodea. Este enfoque es en gran medida informal y se basa principalmente en la observación y el descubrimiento. Por ejemplo, un bebé o un niño pequeño podría observar su entorno y preguntarse “¿Por qué?” y agarrar y tirar objetos para ver qué pasa. Posteriormente, los niños pequeños podrían comenzar a realizar sus propios experimentos, como mezclar colores de pintura o ver cómo los objetos se hunden o flotan en la bañera.

Luego, los niños pasan a la indagación y exploración científica formal en la escuela primaria, el segundo plano de desarrollo. A esta edad, los estudiantes de primaria pueden pensar de forma abstracta. Están construyendo su imaginación. Pueden planificar y llevar a cabo proyectos, paso a paso.

En Montessori, encontramos maneras de encender la imaginación del niño con la realidad introduciendo fenómenos del mundo real a través de la narración de cuentos. Para despertar su interés en la ciencia y su lugar en los muchos acontecimientos de nuestro mundo, comenzamos con la primera gran lección: El comienzo del universo y la Tierra.

La tradición y la narración de la Primera Gran Lección

La primera gran lección es la introducción de Montessori a la ciencia. De hecho, cuenta la historia de lo que se considera unos de los primeros eventos que llevaron a la formación de la vida tal como la conocemos. 

Los educadores en entornos Montessori suelen compartir la primera gran lección durante o cerca del primer día de aprendizaje del año. Abarca temas como el sol, las estrellas, los planetas y la luna, los diferentes estados de la materia, cómo se formó la Tierra y algunas de las “leyes” importantes que todo en el Universo sigue. Esto da a las mentes jóvenes mucho material para pensar y muchas oportunidades para hacer preguntas más profundas. ¡De eso se trata la ciencia!

Comenzar con un tema amplio como el Universo ofrece a los estudiantes una variedad de subtemas para elegir a medida que continúan aprendiendo. A partir de ahí, pueden realizar experimentos prácticos sobre el comportamiento de las partículas, los estados de la materia, el sistema solar, y mucho más. 

A medida que avanzan en este primer gran viaje, los estudiantes pueden tener una mejor idea de qué más desean aprender. La capacidad de la Primera Gran Lección para conectarse con tantos temas científicos diferentes nunca deja de sorprender tanto a los niños como a los educadores.

Los experimentos de las “Leyes del Universo”

La primera gran lección es un ejercicio de historia profundamente arraigado en la ciencia y la narración de historias. La lección se complementa con experimentos que ayudan a los estudiantes a poner la historia en contexto. Estos experimentos están diseñados para alentar a los estudiantes a hacer preguntas, tales como:

  • ¿Por qué hay estrellas? ¿De dónde vienen?
  • ¿Qué edad tiene el Universo?
  • ¿Cómo se formó nuestro planeta?
  • ¿Qué es nada?

Montessori Laboratory ha desarrollado una serie de experimentos prácticos para complementar la Primera gran lección

Incluye el experimento Fuerza de Atracción, que ayuda a los niños a entender cómo se formaron los planetas y otros cuerpos celestes. Alguna fuerza de atracción unió las partículas para formar los planetas que conocemos hoy en día. 

El experimento Colocación de capas según la densidad se alinea con los conceptos de partículas y materia. Cuando la Tierra se estaba formando, las partículas más densas se hundieron hacia el centro, mientras que las partículas menos densas permanecieron en la superficie. El equipo necesario para este experimento requiere materiales simples que la mayoría de las aulas ya tienen a mano.

El experimento Volcano es un clásico en cualquier aula de ciencias. Ilustra lo caótica que fue la formación de la Tierra y ofrece una representación excelente (y segura) de cómo se comportan los volcanes de la realidad.

Los materiales de la primera gran lección de Montessori Laboratory también incluyen tarjetas de nomenclatura para enseñar términos clave del vocabulario, así como tarjetas de investigación para enviar a los estudiantes a su propia exploración en busca de un mayor conocimiento sobre el Universo.

Prueba gratis las lecciones prácticas de ciencias de Montessori Laboratory

¿Está interesado en ver de qué se tratan las lecciones de panorama grande, los experimentos prácticos y las actividades científicas interesantes de Montessori Laboratory? ¡Mire las lecciones gratuitas a continuación!

7 Secciones

La primera gran lección

0% Completo
0/0 Steps
5 Secciones

Sedimentación

0% Completo
0/0 Steps
10 Secciones

Combinando y separando

0% Completo
0/0 Steps

¿Cómo lleva la Primera Gran Lección a una mayor exploración científica para los niños de primaria?

Una vez que los niños alcanzan el segundo plano de desarrollo, tienden a gravitar naturalmente hacia la ciencia (junto con la historia y la geografía). Están interesados en su mundo, su lugar en el mundo y cómo funciona su mundo.

Es por ello que la Primera Gran Lección comienza con el concepto más amplio de la existencia misma. Es donde comienza todo en la ciencia. Los niños necesitan al menos un poco de comprensión del Universo y de dónde venimos para poder aplicar ese conocimiento a áreas más específicas de la ciencia.

La primera gran lección presenta una variedad de temas científicos, que incluyen química, física, ciencias de la tierra, ciencias espaciales y biología. Permite a los estudiantes conectar la ciencia con el mundo que los rodea. 

Este es un enfoque totalmente distinto en comparación con las aulas de ciencias tradicionales. Si bien la mayoría de las clases de ciencias se centran en los temas uno a la vez y elogian la memorización por encima de la aplicación, la ciencia para niños en un entorno de aprendizaje Montessori implica lecciones y temas que se relacionan con el panorama general. A los niños les resulta más fácil conectar los puntos entre las lecciones que aprenden y por qué son importantes, y también por qué lo que están aprendiendo es relevante para la vida cotidiana.

La primera gran lección también sienta las bases para temas más avanzados. Por ejemplo, los niños pueden preguntarse cómo podría existir la vida en la Tierra pero no en Venus (o en otros planetas, para el caso). Esta conversación podría llevarlos a temas relacionados con la biología, la botánica, la zoología o la ecología, y crear oportunidades para nuevas y futuras experiencias de aprendizaje.

¿Qué debes enseñar después de la primera gran lección?

La primera gran lección es solo el comienzo de un año escolar lleno de aprendizaje. Una vez terminada la clase, ¿a dónde se dirige uno?

Una vez que hayas impartido la primera gran lección, es un buen momento para hacer una pausa y ponerte en contacto con los estudiantes para ver lo que han aprendido. Organiza una discusión verbal, pide a los alumnos que escriban algunas oraciones sobre lo que recuerdan y ofrezca tiempo para responder a cualquier pregunta. 

Entonces, querrás ver adónde los lleva su curiosidad. El objetivo de enseñar ciencias al estilo Montessori es dar una lección o contar una historia que despierte el interés del niño en uno o más temas. Luego, depende del niño elegir un trabajo adicional para continuar su aprendizaje.

A veces eso puede parecer simplemente dejar que sigan adelante con sus ideas. Otras veces puede significar escuchar lo que hablaron después de la lección y hacer algunas sugerencias para que trabajen en función de sus respuestas.

Aunque muchas de las lecciones y experimentos de ciencia Montessori siguen un orden natural, tal como se puede ver en la página de lecciones de Montessori Laboratory, ¡no temas saltar!

Si estaban entusiasmados con la demostración del volcán durante la Primera Gran Lección, tal vez quieran aprender más sobre los volcanes y los efectos del movimiento de las placas tectónicas. O podrían ir en una dirección distinta y aprender sobre la reacción química entre el bicarbonato de sodio y el vinagre que ocurrió en la demostración. 

Quizá no fue el volcán lo que los entusiasmó. Quizá querían aprender más sobre los planetas y el Sistema Solar. ¡También pueden hacerlo! Las posibilidades son infinitas cuando se trata de ciencia para niños que aprenden al estilo Montessori.

Funciona bien para visualizar el recorrido de aprendizaje como una rueda. Con el universo en el centro, algunos rayos naturales de esta rueda representan la ciencia de la tierra, la ciencia espacial y las propiedades de la materia.

Cada uno de estas rayas incluye lecciones que pueden dar lugar a más preguntas y curiosidades. Por ejemplo, si un niño desea aprender más sobre los movimientos planetarios, podría preguntarse por qué un año son 365 días o cómo funciona la gravedad. Cada oportunidad de aprendizaje da lugar a preguntas y oportunidades adicionales, y cada una está conectada con lo que los estudiantes aprendieron antes.

Así es como se crea una educación integral. Al comenzar con temas amplios, los estudiantes obtienen una comprensión fundamental sobre la cual pueden construir de una manera que les interese y tenga sentido para ellos.

Cómo enseñar una lección de ciencias a los niños al estilo Montessori

Bien pues, sabes que empezarás con la Primera Gran Lección, y tienes una idea de los temas a los que podrías pasar después... pero ¿cómo haces realmente para dar la Primera Gran Lección? ¿O alguna clase de ciencias para el caso?

  • Antes de la lección: ha preguntas a los alumnos para activar el conocimiento previo, despertar la curiosidad y apoyar la participación.
  • Durante la lección: manténlos interesados dándoles la bienvenida a las preguntas y la conversación, y alentándolos a tomar notas (¡esto incluye ilustraciones!)
  • Después de la lección: pídeles que utilicen lo que han aprendido discutiendo o escribiendo sobre ello, animándolos a hacer un proyecto al respecto o dejándoles que elijan o inventen un experimento relacionado con ella.
  • En los días siguientes, los estudiantes pueden: ver o escuchar la lección de nuevo, repetir los experimentos, elegir un nuevo experimento o actividad de seguimiento y pensar sobre qué lección desean aprender a continuación.

Como puedes ver, dar una lección de ciencias Montessori de principio a fin implica más participación de los estudiantes de la que se obtendría en un entorno de enseñanza más tradicional basado en conferencias. Es esta naturaleza práctica del aprendizaje dirigido por los estudiantes lo que hace que la ciencia sea una experiencia más agradable y enriquecedora para los niños que aprenden en un entorno Montessori.

Experimentos científicos Montessori para niños

Un paso natural después de impartir una lección de ciencias es permitir que los niños hagan un experimento, demostración u otra actividad dirigida por ellos. Recuerda, el objetivo del aprendizaje no es solo memorizar la información. Se trata de desarrollar una verdadera comprensión de lo que se enseña, y los experimentos prácticos ayudan a los niños a participar en su aprendizaje. 

Puedes sugerir actividades de seguimiento que refuercen la información de la lección que impartiste. O, al más puro estilo Montessori, invita a tu alumno a crear su propia actividad para demostrar lo que ha aprendido. 

Antes de realizar un experimento, pide a los estudiantes que recojan todos los materiales necesarios. Habla sobre qué es el experimento, por qué lo estás haciendo y qué quieres que aprendan los estudiantes sin dar demasiado información del proceso. Querrán que hagan sus propias observaciones. 

Durante el experimento, supervisa pero permite que los estudiantes hagan la mayor parte del trabajo ellos mismos. Deberían poder seguir instrucciones paso a paso, hacer observaciones e incluso tomar notas. Los estudiantes pueden involucrarte haciendo preguntas o iniciando discusiones, pero en última instancia, deben estar a cargo del proceso.

Cuando termine el experimento, pide a los alumnos que reflexionen sobre sus aprendizajes. Pueden completar un informe de un experimento o simplemente escribir sobre lo que vieron y aprendieron. También puedes optar por tener una conversación sobre la experiencia en lugar de escribir sobre ella o además de hacerlo. 

Luego, pide a los estudiantes que se encarguen de limpiar su espacio de trabajo y de enjuagar y almacenar el equipo. Esta es una parte importante del ciclo de aprendizaje, ya que apoya la función ejecutiva y la autosuficiencia.

Experimentos vs. Demostraciones

Las demostraciones (instrucciones que conducen a un resultado predeterminado) y los experimentos (pasos que ponen a prueba lo desconocido) son actividades importantes que ayudan a los alumnos a entender los temas que se enseñan en el aula. Los experimentos y las demostraciones crean imágenes realistas en la mente del niño de primaria. Les permiten poner los conocimientos teóricos en contexto para que puedan ver sus ideas en acción. 

Los experimentos y las demostraciones deben ser extensiones de los temas que estás enseñando. Esto permite a los estudiantes relacionar la información que están aprendiendo con actividades prácticas en tiempo real. Los experimentos enseñan el pensamiento científico y el proceso científico. Debido a que normalmente siguen un proceso paso a paso, los experimentos proporcionan estructura al aprendizaje sin sofocar el flujo creativo.

Es importante tener demostraciones y experimentos en un aula Montessori. Cada uno de ellos tiene un propósito único y ambos refuerzan el método científico a una edad temprana. En algunos casos, los estudiantes pueden incluso cambiar las variables de una demostración para convertirla en un experimento. 

Montessori Laboratory ha diseñado una plétora de experimentos y otras actividades científicas que se alinean con las lecciones tradicionales de ciencia Montessori, y lecciones que se basan en ellas y las van más allá. Con más de 100 experimentos, imprimibles y actividades para elegir, los maestros tienen una variedad de materiales hechos para ti al alcance de la mano.

Además, se puede animar a los niños en un entorno Montessori a que hagan sus propios experimentos. Esta es una excelente forma de apoyar el proceso de aprendizaje dirigido por los niños y desarrollar el pensamiento crítico y la creatividad. 

Las aulas Montessori se benefician de tener a mano una variedad de materiales para experimentos científicos. Esto permite a los maestros y estudiantes desarrollar sus propias demostraciones y experimentos cada vez que surge la creatividad. También ayuda a los niños a desarrollar habilidades de gestión de proyectos, toma de decisiones y funcionamiento ejecutivo al pedirles que reúnan los materiales que necesitan para sus experimentos en diferentes lugares. Algunos de los artículos más comunes que recomendamos son:

  • Gafas de seguridad
  • Recipientes de varios tamaños, vasos de precipitados y placas de Petri 
  • Lupas
  • Cucharas, tazas y cintas dosificadoras
  • Pinzas
  • Goteros
  • Embudos
  • Herramientas para escribir/marcar (lápices, crayones, rotuladores, tizas, etc.)
  • Sujetadores (gomas, mondadientes, clips, cinta, etc.)
  • Otros materiales diversos (papel de filtro, imanes, limpiapipas, bolsas de plástico, globos, papel de construcción, etc.)
  • Consumibles (arena, sal, azúcar, limaduras de hierro, polvo de tiza, bicarbonato de sodio, vinagre, aceite vegetal, jabón para platos, etc.)

Encontrarás todos estos materiales y más en nuestro Kit de ciencias, listo para usar, que es una excelente adición a tu aula Montessori. 

Otro componente clave de las lecciones de ciencia Montessori: Gráficos impresionistas

Los Gráficos impresionistas son otro material que desempeña un papel fundamental en las lecciones de ciencia Montessori. 

Los gráficos impresionistas Montessori están diseñados para dar a los niños una visión general y rápida de un tema. Su objetivo es estimular el interés del niño e iniciar una exploración más profunda. Son como infografías para niños, que les dan información ilustrada que se puede entender rápidamente.

El uso de Gráficos impresionistas es una parte importante del enfoque Montessori de la enseñanza y el aprendizaje, especialmente en la ciencia. Maria Montessori creía que dar a los niños una representación visual de un concepto o tema les ayudaría a entenderlo mejor. Esto se alinea con la idea de que que procesamos las imágenes 60,000 veces más rápido que el texto y somos capaces de recordar imágenes mejor que solo palabras.

Los gráficos impresionistas son los favoritos entre los estudiantes y los maestros por igual, gracias a sus ricos gráficos, colores y conceptos simplificados. Se pueden usar en varias áreas temáticas, pero son más populares en ciencia (específicamente en geografía funcional y botánica). Algunos tipos comunes son los siguientes: 

  • ilustrativo
  • Mapas
  • Diagramas

Para usar los gráficos impresionistas Montessori, primero necesitas encontrar un gráfico imprimible o preimpreso. Hay muchas fuentes en línea para esto, o puedes crear las tuyas. Una vez que tengas el gráficos te recomendamos plastificarla para mayor durabilidad. A continuación, utilice la gráfica como apoyo a la lección.

Los gráficos impresionistas están diseñados para acompañar una lección específica y una historia específica. También se pueden usar como enriquecimiento e inspiración, especialmente después de que los estudiantes hayan recibido la lección que deben acompañar.

Un material científico Montessori favorito para niños: Tarjetas de nomenclatura

Otra herramienta de enseñanza esencial en el aula Montessori son las tarjetas de nomenclatura. Las tarjetas de nomenclatura son una parte importante del plan de estudios Montessori. Ayudan a los niños a aprender los nombres correctos de las cosas y a desarrollar habilidades de vocabulario. Las tarjetas se pueden usar en casa o en el aula, y son una gran adición a cualquier entorno educativo en casa.

Las tarjetas de nomenclatura Montessori son una excelente forma de ayudar a los estudiantes a aprender las partes de una planta, los nombres de los planetas de nuestro Sistema Solar, los usos de los diferentes elementos químicos y mucho más. Estas tarjetas cuentan con hermosas ilustraciones, junto con los términos que las acompañan. En el entorno de aprendizaje elemental, también suelen incluir definiciones.

Las tarjetas de nomenclatura vienen en dos conjuntos: un conjunto de controles (que incluye una imagen, una palabra de vocabulario asociada y una definición) y un conjunto de trabajo (que contiene la misma información que el conjunto de controles pero en tarjetas separadas). 

Aunque las tarjetas de nomenclatura se utilizan a menudo para emparejar, son más que un simple juego. La manipulación repetitiva de los materiales ayuda a los niños a aprender y mejorar su recuerdo de la información. Promueven el aprendizaje independiente al permitir que los niños participen en actividades por su cuenta. Los estudiantes pueden usar el conjunto de controles para comprobar su trabajo y ver qué están dominando y dónde podrían necesitar más práctica sin la ayuda de un adulto. 

Las tarjetas también pueden despertar el interés en otras investigaciones y proyectos, lo que les permite ser más proactivos en su educación. Las tarjetas de nomenclatura combinadas con experimentos pueden despertar el interés del niño y las ideas para aprender más sobre un tema.

Proyectos de ciencia Montessori para niños

Sabemos que la lección es solo el principio, pero eso no significa que la demostración, el experimento u otra actividad sea el final. Todos estos componentes trabajan juntos para crear una visión holística de un tema en particular. Y cuando se combinan, también pueden conducir a proyectos científicos Montessori adicionales que muestran lo que cada estudiante saca de la lección y otros experimentos.

Por ejemplo, los niños pueden crear un póster para mostrar información sobre una lección. A los niños de primaria les encantan los pósters porque representan grandes obras y les dan la oportunidad de ser creativos y coloridos. Un póster puede incluir ilustraciones dibujadas a mano, recortes de revistas, frases, palabras o incluso fotografías reales. Esta es una excelente forma de permitir que los estudiantes se vuelvan creativos y creen algo que sea completamente suyo.

Los modelos son otra idea para reforzar cada lección de ciencias. Estos pueden ser modelos hechos de arcilla, dioramas, manualidades en papel 3D o incluso mapas hechos con materiales sensoriales, como harina o arena.

Los folioscopios, los informes de investigación, los gráficos, las presentaciones e incluso los libros o las obras de teatro también pueden apoyar la lección y los experimentos. Añaden otra dimensión al recorrido de aprendizaje y ayudan a los estudiantes a aprender a comunicar lo que aprenden de distintas maneras.

Reflexiones finales

La ciencia para los niños en un entorno Montessori significa explorar su curiosidad natural y su deseo de aprender. Las actividades prácticas y concretas permiten a los estudiantes explorar, experimentar y descubrir principios científicos a su manera y a su propio ritmo. Además, el uso de materiales de manipulación ayuda a los niños a desarrollar habilidades para resolver problemas, comprender conceptos matemáticos y adquirir conocimientos sobre cómo funciona la ciencia.

Se requiere un enfoque muy diferente para enseñar ciencia Montessori en comparación con la ciencia elemental tradicional. Sin embargo, no se pueden exagerar los beneficios del aprendizaje dirigido por los estudiantes, los materiales táctiles y la participación proactiva. 

La enseñanza exitosa en un aula Montessori requiere una comprensión del enfoque Montessori, así como materiales y recursos que permitan este tipo de entorno de aprendizaje. Tener ejemplos de lecciones, experimentos e ideas de proyectos brinda a los estudiantes una variedad de opciones para elegir y guiar su aprendizaje. Elimina las conjeturas del maestro para que pueda centrarse en lo que mejor saben hacer: nutrir a la próxima generación de científicos. 

Recursos científicos Montessori para niños y adultos 

A medida que desarrollas tu entorno científico, es importante elegir recursos útiles que apoyen el proceso de aprendizaje y brinden a los estudiantes una experiencia completa. Cuanto más se puedan poner en contexto las ideas científicas, mejor podrán los estudiantes captar y retener este nuevo conocimiento.

Estas son algunas ideas para que puedas comenzar:

Montessori Laboratory ofrece lecciones que se pueden impartir a los niños o usar como guía para enseñar las lecciones. Tenemos un sinnúmero de experimentos y recursos de apoyo, que incluyen tarjetas de nomenclatura, tarjetas de investigación y otras actividades. Unimos todo en una educación científica completamente desarrollada mientras nos mantenemos fieles a los principios Montessori y a las lecciones de ciencia Montessori habituales. 

¡Obtén más información sobre cómo puedes apoyar tus ofertas científicas con experiencia y confianza al usar Montessori Laboratory!

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.